Vinilos de Bandas de Rock

Bienvenido a nuestra página web, donde comprarás los más buscados Vinilos de Bandas de Rock disponibles

En nuestra tienda online, descubrirás artículos innovadores, diferentes y, ante todo, útiles.

¿Qué tenemos?

Las más relevantes marcas de Vinilos de Bandas de Rock están disponibles en nuestra tienda. Por un lado, se caracterizan por su utilidad y calidad, y por otro, por su originalidad y también innovación.

Los Vinilos de Bandas de Rock que no puedes dejar escapar

No dejes pasar los Vinilos de Bandas de Rock que encontrarás en nuestra tienda y déjate seducir por nuestras ideas si no sabes cuál seleccionar.

Ya puedes adquirir En línea Vinilos de Bandas de Rock – Gran selección

Acá mismo en nuestra página web, hallarás todos y cada uno de los Vinilos de Bandas de Rock. Existen algunos estilos que jamás modificarán las pautas, y eso no es sinónimo de que no vayan saliendo propuestas nuevas, nuevos objetos o ideas nuevas. Estás invitado a descubrir los nuevos objetos, artículos y productos de Vinilos de Bandas de Rock y queremos que halles el que anhelas.

¿No has encontrado acá lo que buscabas y desearías localizar algún otro tipo de artículos?

Arriba te facilitamos un práctico buscador, a fin de que puedas encontrar cualquier género de cosa que estés buscando para adquirir. Dispones de todo y no solo de Vinilos de Bandas de Rock.

Los 5 mejores álbumes de rock tradicional para tener en vinilo

Desde AC/DC y Black Sabbath hasta Queen y los Rolling Stones, hemos escogido los mejores vinilos de rock tradicional que deberías tener en tu compilación

Tratándose de oír un pedazo de rock tradicional, un disco de vinilo sólido y fiable es siempre y en toda circunstancia muy singular, y cuando se hace virar la cera en ciertos mejores giradiscos del planeta, puede ser una dicha sonora.

Reconozcámoslo, no hay nada como poner la aguja en el suelo, rockear y después explorar el envoltorio del álbum en pos de notas de presentación, fotografías de la banda y recorrer el arte de la portada para conseguir cada pequeño detalle. Procura hacer eso con una descarga digital.

No hace tanto que el vinilo se desechaba sin miramientos mientras que el nuevo muchacho del distrito, el CD, se promocionaba como el futuro. Sí, aún nos agradan nuestras compilaciones de CD, mas el vinilo es un tanto más singular.

Y eso se ha reflejado en las ventas de los últimos tiempos, que han visto de qué manera el vinilo ha vuelto a acrecentar su popularidad, un logro notable dado el dominio de los servicios de streaming en línea.

En verdad, en dos mil diecinueve, la Industria Fonográfica Británica se registró para informar de que se habían vendido la friolera de cuatro con tres millones de LPs de vinilo en todo el país, lo que supone el duodécimo año sucesivo en el que el vinilo ha experimentado un incremento en las ventas.

En declaraciones a Classic Rock, la autora Jennifer Otter Bickerdike explicó: "Ha hecho falta un viaje al filo de la extinción a fin de que nos demos cuenta de la relevancia del disco físico en el momento de delimitar el , la comunidad y la cultura".

Mas con la exuberancia de vinilos en las tiendas y en Internet, ¿por dónde comenzar si eres un entusiasta del rock que desea comenzar a crear su compilación? Para asistirte, hemos elegido cinco de los que estimamos los mejores álbumes de rock nunca grabados.

AC/DC - Back In Black (mil novecientos ochenta, Albert/Atlantic)

AC/DC parecía estar en su camino en mil novecientos ochenta. Habían lanzado una serie de discos de éxito, por último rompieron los U.S.A. con su álbum Highway To Hell, y estaban listos para grabar el álbum que por último se transformaría en Back In Black. No obstante, en el mes de febrero de ese año, el líder Bon Scott fue encontrado fallecido en la ciudad de Londres. Tras su entierro, y con el apoyo de sus progenitores, los miembros sobrantes de AC/DC comenzaron a buscar un nuevo cantante, y en dos meses se anunció que Brian Johnson sería el nuevo vocalista.

La banda rindió homenaje a Scott con la portada negra del álbum: había de ser completamente negra con letras en relieve, mas la discográfica insistió en incluir el gris para el logo de la banda. Back In Black asimismo empieza con las campanas de Bon. Además de ese breve inicio, no hay canciones reflexivas, de luto o bien tristes. Por norma general, la banda se ajustó a lo que sabía: un rock'n'roll concluyentes y a la antigua usanza.

Back In Black está repleto de riffs sustanciosos que todo guitarrista novato procurará aprender cuando menos una vez, y asimismo cuenta con solos que los músicos experimentados desearían poder imitar. Temas como You Shook Me All Night Long tienen estribillos infecciosos que se amoldan a las arenas masivas que ocasionalmente llenarían, al tiempo que Shoot To Thrill es un himno de rock lleno de adrenalina que se emplearía en bandas sonoras de películas años tras su lanzamiento.

Los pegadizos riffs y las mencionables letras de Back In Black son tan sinónimos de la música rock que son conocidos aun por los oyentes más casuales, al paso que las canciones han seguido siendo elementos básicos en las actuaciones en riguroso directo de AC/DC durante los años.

Black Sabbath - Paranoid (mil novecientos setenta, Vertigo/Warner Bros)

Como cualquier persona a la que le guste la música insoportablemente estruendosa le afirmará, se piensa que el heavy metal nació en mil novecientos setenta, cuando los Brummie Headbangers Black Sabbath publicaron su álbum de debut autotitulado. Vayamos más allí y sugiramos que el heavy metal verdaderamente alcanzó su nivel por vez primera con el segundo álbum de Sabbath, Paranoid, una compilación de canciones más pesada, más amenazante y más matizada.

El golpe inicial de War Pigs y Paranoid no tiene parangón en el planeta del metal. La primera, una crítica a la guerra y, particularmente, a las políticas del gobierno estadounidense con relación a Vietnam, muestra al letrista y bajista Geezer Butler en plena forma, aun si no puede hallar una forma mejor de rimar "masas" que con sí mismo en la copla "Los generales se reunieron en sus masas/como las brujas en las misas negras".

Esta última, un alegre canto a la inestabilidad mental, es seguramente la canción más famosa de Sabbath, ejecutada a un ritmo extraño y no siniestro. El álbum pasa entonces a la sensualidad de Planet Caravan, una preciosa canción paisajística, ya antes del martillo pulverizador de Iron Man.

No es la pura potencia lo que hace que Paranoid sea un álbum único, si bien la tiene de sobra: es la aguda conciencia de la activa de la composición mostrada por Butler, aparte del vocalista Ozzy Osbourne, el guitarrista Tony Iommi y el batería Bill Ward, todos aún en la veintena en el instante de la grabación. Que un disco como este haya sido escrito y entregado por músicos tan jóvenes es poco menos que prodigioso, si bien en el sentido infernal más que divino.

Thin Lizzy - Live And Dangerous (mil novecientos setenta y ocho, Vertigo)

Thin Lizzy, los gigantes del hard rock dirigidos por el icónico vocalista irlandés Phil Lynott, ya habían publicado 7 álbumes en 6 años cuando llegaron a publicar una compilación en riguroso directo, mas cuando llegó, fue un monstruo. Live And Dangerous, un álbum doble de temas en riguroso directo grabados en múltiples lugares, fue una de las primeras compilaciones en concierto que igualó, o bien aun superó, las habilidades en estudio de la banda que lo creó.

Dirigido por el productor Tony Visconti, cuya trayectoria con David Bowie, T-Rex y otros artistas le había transformado en una suerte de rey entre los de su profesión, el álbum consigue el truco de sonar al unísono en vivo y pulimentado.

Rosalie fue el single lanzado del LP, mas sinceramente cualquier número de canciones representa su pura energía del mismo modo bien - no menos el corte de apertura, Jailbreak, y una colérica toma de la que es probablemente la canción más conocida de Lizzy, The Boys Are Back In Town. Las texturas de su material en riguroso directo mejoraron enormemente merced a un saxofonista, John Earle, y a nada menos que Huey Lewis, sí, ese vil Huey Lewis, al que todavía le faltan 5 años para lograr el éxito mundial.

De la misma manera que No Sleep 'Til Hammersmith de Motorhead, publicado 3 años después, Live And Dangerous prosigue siendo uno de los álbumes en riguroso directo por antonomasia de la edad de oro del hard rock.

The Rolling Stones - Sticky Fingers (mil novecientos setenta y uno, Rolling Stones)

Ningún coleccionista de discos desea tener dedos pegajosos en vinilo. No obstante, Sticky Fingers en vinilo es una historia diferente. Grabado durante un par de años en 3 lugares (Muscle Shoals Sound Studio en Alabama, la propia casa de campo del líder Mick Jagger y los Olympic Studios en la ciudad de Londres), Sticky Fingers fue el primer LP de The Rolling Stones que se publicó en su sello Rolling Stones Records. El álbum es asimismo el primero en el que aparece Mick Taylor, que reemplazó al guitarrista Brian Jones en mil novecientos sesenta y nueve. Entre el puñado de músicos convidados que aparecen en el disco, Pete Townshend de The Who es tal vez el más notable, en tanto que se piensa que contribuyó con los coros en Sway.

Aparte de ser reverenciado como de los mejores discos de los Rolling Stones, Sticky Fingers cuenta con una de las portadas más tradicionales del rock. La obra de arte -concebida por el renombrado artista Andy Warhol- fue retratada por Billy Name y cuenta con una cremallera que marcha absolutamente en la mayor parte de las prensas originales.

Debido a la construcción única del LP, bajo el arte de la portada se oculta una segunda impresión de presumiblemente exactamente el mismo modelo desposeído de calzoncillos adornado con el nombre de Warhol y la curiosa línea: "Esta fotografía puede no ser...". Se pensaba que el modelo era el propio Jagger cuando se publicó el disco, si bien ahora se sabe que no es de este modo.

En verdad, la identidad del dueño de la entrepierna prosigue siendo un misterio. Y si bien solo aparece en el dorso del disco, Sticky Fingers fue la primera vez que se usó el icónico logo de la lengua y los labios de los Rolling Stones.

The Beatles - Sgt Pepper's Lonely Hearts Club Band (mil novecientos sesenta y seis, Parlophone/Capitol)

Ya antes de la publicación de Sgt. Pepper en mil novecientos sesenta y siete, las cosas no pintaban bien para los Beatles. La banda anunció en mil novecientos sesenta y seis que se retiraría de las actuaciones en riguroso directo y se rumoreaba su rotura. El hecho de que los 4 miembros se tomaran un reposo de 3 meses no asistió a aliviar los cotilleos.

No obstante, los Fab Four se embarcaron en su proyecto más ambicioso, que batiría récords de ventas pese a no haber publicado ningún fácil para promocionarlo. Tras su publicación, la BBC se apuró a prohibir la canción A Day In The Life pues se interpretó que la letra promovía el consumo de drogas, en tanto que se creía que la letra "cuatro mil orificios en Blackburn" hacía referencia a los orificios en el brazo de un consumidor de drogas. Si bien estas insinuaciones jamás fueron confirmadas ni negadas por el conjunto, la contestación de Paul McCartney fue concluyentes cuando dijo: "No nos importa que prohíban nuestras canciones. Podría asistir al LP".

Los Beatles incluyeron dos cosas con el lanzamiento en vinilo para hacer más interactiva la experiencia de escucha del fan en casa. El Sgt. Pepper fue el primer LP de rock que llevaba las letras de sus canciones impresas en la portada; ya antes, las gacetas acostumbraban a imprimirlas. Las tiradas originales del vinilo asimismo venían con un pedazo de tarjeta con abundantes recortes, entre ellos un bigote caído, galones de sargento y un soporte de los 4 Beatles.

Durante los años se han editado múltiples vinilos de colores, como el colorado, el amarillo, el naranja, una edición rosa y gris moteada exclusiva para Canadá, como un disco de imágenes con la icónica ilustración del álbum.
Deja un comentario